lunes, 19 de noviembre de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Lic. Noemi Villacorta



Las personas razonables siempre ven las cosas en la misma forma, -le dijo un día el Khan de Samarkanda a Nasrudin.
- Ese es justamente el problema de la gente "razonable" -respondió Nasrudin-;
entre ellos hay quienes siempre ven una sola cosa, cuando hay en potencia dos posibilidades.
 El Khan llamó a los adivinos y filósofos para que le explicaran, pero ellos creyeron que Nasrudin estaba diciendo tonterías.
Al día siguiente, Nasrudin paso por el pueblo sobre un burro, montándolo de espalda, de manera que su cara miraba hacia la cola.
Cuando llegó al palacio adonde el Khan estaba sentado con sus consejeros, Nasrudin dijo:
- Alteza, por favor, pregunte a esta gente lo que acaban de ver.
Cuando el Khan les preguntó, todos dijeron:
- Un hombre que va montado en un burro con las espaldas hacia el frente.
- Ese es exactamente mi punto -dijo Nasrudin-. El problema de todos ellos es que no notaron que quizás era yo el que estaba bien y el burro el que estaba al revés.