jueves, 24 de noviembre de 2022

REUNION POR ZOOM 24-11-22

CCV : Artículos: Profesora Leonor Bakún : Amor divino y desarrollo espiritual

 



Amor divino y desarrollo espiritual

Conferencia de Swami Pareshananda

en Programas de la Fraternidad RA-SA-VI; Grupo Sri Ramakrishna (Mar del Plata): Zoom 17.11.22 (transcripción y edición: Leonor Bakún)


¿Qué es el amor? En esto debemos detenernos una y otra vez nosotros, aspirantes, practicantes o lectores ¿Qué es el amor? ¿Qué es el amar? 

Muy difícil y al mismo tiempo tan natural. Normalmente uno siente amor, atracción y gusto, pritti. Las personas que tienen discernimiento, discriminación tienen incesante gusto por el mundo exterior. Nárada pidió al Señor “que yo tenga por Ti ese mismo gusto que las personas del mundo tienen ese incesante gusto hacia los objetos sensorios”.

Trataremos dos expresiones más profundamente. Una es ‘atracción’ y otra ‘el gusto’. El verdadero amante de Dios está siempre consciente de la verdad. Él está detrás del objeto de su amor, independientemente de cualquier forma exterior, aspecto, etc. Esto es muy importante. Nos sentimos atraídos hacia la divinidad, nos gusta llegar a ese estado de devoción no por alguna razón, sólo porque nos gusta amar a la divinidad. Su amor es más que la atracción que uno siente por las cosas u objetos del mundo. Es básicamente espiritual. El estado espiritual es diferente del estado físico o del estado mental. No tiene que ver con lo material ni con lo sensorial. Cada uno de los seres humanos puede volverse consciente de esos tres estados: físico, mental, espiritual. 

En el sendero de la devoción, del yoga, estamos hablando básicamente del estado espiritual, en él pueden manifestarse ciertas características del verdadero amor, de prema. Un verdadero amante de la divinidad, un devoto, ama por el amor mismo sin ninguna expectativa. Ahí podemos entender cuál es nuestra situación en ese sentido, como amantes de la divinidad. Estamos acostumbrados a estar limitados tanto en el estado físico como en el mental. Aquí ocurre de otra manera, no hay razón, no hay expectativa. Nárada dirá: “El verdadero amante ama por el amor mismo sin ninguna expectativa. El verdadero amor nunca decrece. Es siempre nuevo, creciente. Jamás sacia por completo.”

- Profesora Leonor Bakún