lunes, 17 de febrero de 2020

REFLEXIONES ESPIRITUALES: Transcripción por Profesora María Belén Luaces




CONFERENCIAS RVO. SWAMI PARESHANANDAJI MAHARAJ
2020, ENERO: DOMINGO 9/1/2020 BELLA VISTA ASHRAMA

Un poquito de Devoción. Devoción es Cantar. “Sharanam, sharanam, sharanam. Sri Gurú, Sri
Ramakrishna, Sharanam”. Sharanam es refugiarse, cobijarse, ampararse, en la Divinidad, en
Sri Ramakrishna.
Cada uno tiene su manera de cantar, pero en todos implica sumisión. Dónde me amparo, en
Sri Gurú que es Sat Chit Ananda Gurú, Sat Chit Ananda es Dios, lo Divino, luego puede decir Sri
Ramakrishna, Jesucristo, Kali, todo es Dios. Es una declaración, “Me amparo”, “Me Entrego”, el
aspirante quiere manifestar ese espíritu de entrega. No es un litro de leche o un metro de tela,
no es materia, es espíritu, quiere manifestar ese espíritu gradualmente, entender,
concientizarse de un estado indescriptible, un estado divino, un estado espiritual. Si alguien ya
lo sabe, es que se volvió consciente.
“Sharanam no es una mera postura”, es sentir y manifestar. Estamos machacando sobre esta
palabra para entender más profundamente. “Sharanam es Cobijarse con su alma entera”, no
alma parcial. “Sharanam es someterse plenamente a la voluntad divina, es dedicarse a
cumplir la divina providencia”, siempre estamos oponiéndonos a lo que está sucediendo, y lo
que está sucediendo es lo que en realidad la Madre Divina quiere. Dijo Swami Vivekananda
que “Dios está siempre activo”, es la divina providencia. La vida es así y nos estamos quejando
siempre. Quejando, quejando, quejando y quejando, se vuelve como un cactus. Nos toca esa
parte de cumplir nuestra responsabilidad, lo que asumimos, todos somos hogareños. Todo lo
que está sucediendo es lo que la Madre Divina arregló para mí. Qué difícil, pero no hay otra
manera. Así que “Sharanam, sharanam, sharanam”. Y cuando uno está recordando a Dios, Dios
está, no es fantasía. “Recordar a Dios es Todoglorioso”. “En cada rememorar, en cada
recuerdo, Ramakrishna Gurú mismo mora para darte refugio”. ¿Refugio qué significa? ¿Que
un día aparecerá un pie o una pierna y uno podrá colgarse de eso?. Refugiarse en el regazo de
la Madre Divina, si uno quiere, uno se vuelve consciente de que estoy en el regazo de la madre
divina. Para esto, en el asunto espiritual, uno debe ser como un niño. Hasta los cinco años de
edad el niño no razona. La gloria de recordar a Dios es sin límite. “Él es omniciente”, él sabe de
todo, no se preocupe, sabe de su existencia también y es Omnipresente. Ramakrishna Gurú,
aquí Dios, individualmente sabe todo y es Omnipotente.

Tonaditas Ramakrishnianas:
“¡'SHARANAM ' no es una mera postura! 
es cobijarse con su alma entera.
¡'SHARANAM' es someterse plenamente 
a la voluntad divina! 
es dedicarse a cumplir la divina
providencia. 
'SHARANAM ', 'SHARANAM ', 'SHARANAM '...” 
(Swami Pareshananda)

“¡Recordar a Dios es todoglorioso! 
¡En cada rememorar, en cada recuerdo,
RAMAKRISHNA GURU mismo mora 
para darte refugio! 
¡El es Omnisciente, Omnipresente, 
Todomisericordioso Guru Omnipotente!”. 
(Swami Pareshananda)

SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane (15-2-20)




En una charla Swami Pareshananda dijo que a través de la práctica espiritual, la mente, que es sólida se va derritiendo hacia Dios y de esta manera las permanentes modificaciones (vritis), se van aquietando fluyendo hacia Lo Supremo.
Todos nosotros al tratar de ser constantes en nuestras prácticas, asistiendo a las reuniones que nos ofrecen en el Ashram, oímos acerca de Dios, vemos como hay dos personas, dos Swamis de la India, testimoniando que han dejado todo, evidentemente porque han oído el llamado mucho más profundo de lo que nosotros lo oímos. Pero evidentemente, si estamos acá es porque algo buscamos, algo muy sutil se ha despertado en nosotros.
Tratar de aprovechar la oportunidad que se nos abre en estos encuentros, nos ayuda a concentrar nuestra meta en un propósito que para nuestra naturaleza cambiante, terrenal, lógica, obviamente se nos hace muy difícil.
Y el camino más simple es el amor.
No porque lo sintamos irresistiblemente, ya que en ese caso no precisaríamos nada más ya que cuando amamos a un recién nacido, no necesitamos hacer prácticas para estar todo el tiempo absorbidos en ese ser, lo estamos.
En nuestra vida interior, debemos hacer el ejercicio de comenzar a sentirnos atraídos hacia nuestras prácticas, que nos llevarán hacia la meta suprema.

Del libro Vedanta de Swami Ritajananda

Bhakti-yoga
El Bhakti-yoga que es conocido en todas las religiones es el yoga de la devoción, e involucra a las emociones y a la afectividad.
Al igual que no podemos evitar las acciones, tampoco podemos escapar a las emociones. Influyen en toda nuestra vida. Si hemos comparado los deseos con una nube que oscurece nuestra luz interior, algo parecido sucede con la afectividad.
Las formas de la afectividad son: la fijación, la aversión, los celos, el miedo, el odio y el egoísmo y constituyen obstáculos para la vida espiritual.
El Yoga que nos enseña a dominar nuestras emociones y a transformar en elementos que favorezcan la espiritualidad es el Bhakti Yoga. 
La disciplina de la devoción dirige toda nuestra afectividad hacia el Señor y concentra nuestro amor sobre Él.
¿Qué es la devoción? La devoción ha sido definida como la atracción de nuestra naturaleza profunda por lo Absoluto. Su fuerza es comparable a la del imán que atrae un trozo de hierro.
Cuando un hombre se desprende por completo de los objetos de los sentidos y concentra su entusiasmo en el Señor, recibe el nombre de devoto. Perderá muy pronto todo interés por los objetos efímeros y se desarrollará en él el amor por lo sublime, el amor por lo eterno. Verá así una belleza inexplicable.

SEGUIR APRENDIENDO: Hacia la maravilla: Lic. Maria Cristina Viturro



Hacia la maravilla

Leyendo algunos textos sobre creatividad, apareció un libro de una tal Elizabeth Gibson, llamado Big Magic. Y en uno de sus capítulos encontré algo que me hizo pensar.
Hablaba del ego de cada uno, que es aquello que delinea nuestra identidad. Es decir, proclama nuestra singularidad, define nuestros deseos, comprende nuestras preferencias y defiende nuestros límites. Nos hace ser quienes somos. Ahora bien, si como sirviente, el ego es maravilloso, como amo es de lo peor. Lo único que quiere el ego es recompensas, premios del tipo que sea. Y nunca ningún premio es suficiente para él, por lo tanto, si no lo tenemos a raya, el descontento que produce nos come por dentro. Los budistas, dice Gibson, lo consideran un “fantasma hambriento”, con un hambre eterna que lo hace aullar permanentemente de necesidad y avaricia. 
Dice Gibson también que todos tenemos un poco de esa hambre insaciable viviendo dentro de nosotros. Pero agrega que ella tiene un antídoto y es pensar (como pensamos nosotros) que no solo es un ego sino también es un alma. Y a su alma (como a la nuestra) no le importa el fracaso ni el premio, no se llena la cabeza con sueños de alabanzas o críticas, ni siquiera sabe cómo llamar a esas cosas. Su alma (y, otra vez, la nuestra) aspira a una sola y única cosa: la maravilla.
Aquí dejo a Gibson, que llega a la maravilla a través de la creatividad. Y no porque la creatividad no sea un camino eficiente, sino porque como ustedes, mi alma aspira a la maravilla de las maravillas: Dios. Que aspire no quiere decir que lo logre alcanzar, pero el camino a la maravilla última, a la más maravillosa, que está sin duda dentro de nosotros, nos permite salir del pantano del ego y su hambre permanente de reconocimiento y nos encamina a un horizonte infinito y permanente. 

Sharanam, sharanam, sharanam, Satchitanantda Ramakrishna Sri Guru, Sharanam.

Artículo: Sri Ramakrishna transformador de caracteres, Editor Alejandro G.





Sri Ramakrishna transformador de caracteres:



En vísperas del aniversario de Sri Ramakrishna, me pareció interesante compartir una traducción de un episodio de la vida del Maestro que Mahapurush Maharaj contó en uno de sus viajes al sur de la India a los brahmacharis y sadhus del ya bien establecido Monasterio de Madrás en la Navidad de 1926. En este grupo de novicios y monjes se encontraba Swami Siddheswarananda, Gopal Maharaj, quien dirigía en aquel tiempo el monasterio fundado por Swami Ramakrishnananda. Años más tarde contará esta reminiscencia a los devotos del Ashrama de Francia, país al que fue destinado en 1937 y gracias a este generoso intercambio verbal, que es como se transmite en la mayoría de los casos la información en el mundo espiritual, llega el hecho a nosotros.
Este artículo formó parte de un volumen especial de la revista del Ashrama francés.
El relato nos muestra la Visión Universal, la Unidad de Visión Intensa de Sri Ramakrishna para con el otro y para con la realidad. El Maestro poseía una empatía colosal con el género humano y la totalidad de la creación en sí misma. Swami Shivananda fue testigo en muchas ocasiones de como esta Visión Única Intensa de Sri Ramakrisha era una herramienta prodigiosa en la transformación de caracteres. Disfrutemos de este relato en el que nos llegan de primera mano detalles invalorables de la vida Sri Gurumaharaj con la sabia exégesis que de ellos realiza un gigante espiritual como es Swami Shivananda.




                                      Sri Ramakrishna - Primer Templo de Chennai
Reminiscencia de Swami Shivananda
El 25 de diciembre de 1926 después de la celebración de Navidad en el Monasterio de Madrás, Swami Shivananda nos habla de Ramakrishna.
Nos cuenta un hecho bastante conocido, pero que solo adquiere su verdadero valor si se transmiten las palabras pronunciadas en ese momento por Ramakrishna.
Cuando Ramakrishna llegó a Dakshineswar, ocupaba en el templo el puesto de administrador alguien designado por Mathur Babu. Este hombre fue testigo de hechos de burla y escarnio de los que Ramakrishna fue objeto, en la época en la que era considerado por todos como un loco, incapaz de cumplir con los deberes de un sacerdote. El administrador se había dado cuenta también del gran respeto, las grandes atenciones que Mathur Babu mostraba hacia Ramakrishna cuando este último sufría físicamente por la dureza de sus experiencias espirituales. Más tarde con gran sorpresa de su parte, vio como a Dakshineswar acudía un gentío cada vez más numeroso a rendir respeto a los pies del Maestro y escuchar sus palabras. Y muchos de ellos de condición social elevada. Este hombre, que no tenía la menor noción de la vida espiritual, llegó a persuadirse de que Ramakrishna poseía ciertos poderes mágicos y que atraía, con estas artes, a todos los que venían a verle. Por ello fue a verle rogándole de pasarle el mantra maravilloso, la “fórmula” que le permitiría subyugar de esa manera los corazones. Le hace el pedido varias veces, le implora, le suplica. A cada uno de sus pedidos, Ramakrishna le respondía que no tenía ningún mantra de ese tipo, que era la Madre Divina quien atraía, a Dakshineswar a Sus propios devotos.
Pero el administrador no quedó en absoluto convencido y sus pedidos se hicieron más acuciantes. Al final, viendo sus esfuerzos inútiles y que no obtenía lo que ansiaba, perdió los nervios, injurió a Ramakrishna y le golpeó con violencia.
Ramakrishna no contó a nadie el mal trato que había sufrido.
Tiempo después, Mathur Babu constató ciertas irregularidades en la gestión del admistrador y lo despidió. Cuando Mathur se lo dijo, Ramakrishna le cuenta como este hombre, algunos años atrás le había golpeado. La historia consterna a Mathur Babu; con el corazón destrozado de que una cosa así hubiera podido ocurrir a su guru, exclamó: “¿Pero porqué no me lo dijo Baba? ¡Lo hubiera molido a palos y despedido en el acto!”
Ramakrishna respondió: “El hombre creía de verdad que yo poseía un poder. Traté por todos los medios de quitarle esta idea y no lo conseguí. Imaginó que yo conocía un mantra mágico y no conseguí disuadirlo.”
Comentando la anécdota, Swami Shivananda destacó que Ramakrishna, con estas palabras, daba a entender que solo él era el culpable: no había conseguido disipar el error del administrador, y no podía por ello culpar a éste último.
En la misma velada más tarde, cuando la ceremonia de Navidad concluyó, quede´solo con Swami Shivananda. Me habló en bengalí, con una profundidad de sentimiento que jamás olvidaré. Aún hoy recuerdo la expresión tan bella de su cara. Le pregunté:
“¿Cómo puede ser, Maharaj, que Sri Ramakrishna haya hablado de esta forma? Él que poseía el poder de transformar todas las cosas, no hubiese podido si hubiese querido sacar del error al administrador? Sabemos que le bastaba tocar a alguien para despertarlo a la vida espiritual. El día de kalpataru, por ejemplo, no se volvió semejante al árbol que concede todos los deseos? Usted nos ha dicho, el otro día, que usted mismo asistió a esta escena , desde el segundo piso de la casa de Cossipore. Nos gustaría entender bien la actitud de Sri Ramakrishna vis avis del administrador.
- Lo que ocurre es que pasaba por diferentes estados de espíritu, me respondió Swami Shivananda. Podía ser el guru que transformaba al discípulo, pero podía también, en otras ocasiones, considerarse como un devoto corriente, para quien el Señor toma diferentes formas: la un pobre, un ignorante, o incluso un malvado.”
Aquí ni siquiera es cuestión de perdón. El que perdona se coloca en una posición superior; y el que ha sido perdonado tiene el sentimiento de haber cometido una falta. ¿Pero es que hay algo más edificante y más original, que el comportamiento y las palabras de Ramakrishna tras el incidente del que hemos hablado? Vemos que sobrepasa incluso nuestra idea de humildad. ¿Cómo comportarnos con áquel a quien no podemos convencer? Aquí, la aptitud de Ramakrishna es el modelo más genial: no podemos conocer a una persona si no sabemos ponernos a su nivel, y esta capacidad de comprensión no es posible sin una intensa Unidad de visión. Intensa: es decir que permanezca estable y que no haya imprevisto que pueda sorprenderla. Una unidad artificial es efímera; pero aquel que esta establecido en la visión Única no se mueve a causa de una actitud agresiva, sabiendo que la calma de su mente no dejará de penetrar, a largo plazo, el corazón del hombre que acaba de amenazarlo.

Swami Shivananda concluyó diciendo: “Cuando el Maestro se encontraba en el estado mental de guru que transforma a su díscipulo, de repente tenía la singular capacidad de convertirse en “el otro”, y guardar al mismo tiempo, inalterables, su conciencia espiritual y su poder para transformarlo. Entonces, se producía, el milagro. Se podía decir que el poder divino brotaba de Ramakrishna, envolvía al discípulo y lo elevaba a un grado superior en la evolución humana. Se era testigo de la maravilla: la transformación de un carácter. Yo lo presencié a menudo”.

Sri Ramakrishna -Mahapurush Maharaj -Swami Siddheswarananda








ANIVERSARIO DE SRI RAMAKRISHNA

El domingo 1 de marzo a las 16 hs. celebraremos el aniversario de Sri Ramakrishna.
Gaspar Campos 1149 - Bella Vista


jueves, 13 de febrero de 2020

SRI RAMAKRISHNA SMARANAM

SRI RAMAKRISHNA SMARANAM,
SRI RAMAKRISHNA SHARANAM;
SARVA-VIGNA-HARANAM,
SARVA-AGHA-MOCHANAM.(Tonadita)
- ¡Recordar y refugiarse en Sri Ramakrishna quita todos los obstáculos y pecados!

martes, 11 de febrero de 2020

POEMA: Existe un estado absoluto (10-2-2020)



Existe un estado absoluto,
indivisible de la Conciencia
en el interior de todos.
Los sabios Lo llaman Dios,
la omnipotente creadora
Madre Divina de todo amor,
y varios otros.
¡¡Gloria a la Madre! ¡Gloria a Dios!


- There is an absolute state, indivisible consciousness inside everyone. The wise call him God, the omnipotent creator Divine Mother of all love, and several others. Glory to the Mother! Glory to God!

REFLEXIONES ESPIRITUALES: Sra. Noemi Lavagno: (4-02-20)



REFLEXIONES ESPIRITUALES:

Cómo entender el Espíritu


El estado espiritual se manifiesta a través de la práctica de la repetición del  mantra, El Rdo. Swami Pareshananda, dice: "repitiendo, repitiendo, en algún momento, ¡ah! es este el asunto", uno logra sentir la presencia de Dios. Nosotros no inventamos nada Dios siempre está presente: "El Reino de los cielos está en tu corazón". No es algo físico, con sus órganos sensorios, no es un tema mental, es algo trascendental. A Dios se lo conoce "En espíritu y en verdad¨"
Cuando el practicante logra sentir la presencia de Dios, entiende que Dios es real, ya no tiene dudas. Hay muchas personas que no entienden este tema y es inútil explicarlo, es cuestión de practicar. La práctica es una acción e implica un actor, es algo individual, podemos meditar en forma grupal, pero es una cuestión individual. La mente siempre está corriendo tras los objetos de los sentidos, eso es una dificultad que se va superando a través de la práctica del yapa (repetición del mantra)
En cualquier momento puede suceder que entendamos y sintamos ese estado espiritual, es como una sensación de paz, comienza el espíritu de entrega (Sharanam) Según la Tonadita del Rdo. Swami Pareshananda: "Sharanam no es una mera postura, es cobijarse con el alma entera"

SEGUIR APRENDIENDO: Lic. Sandra Carmona (8.02.20)



La persona espiritualmente evolucionada que tiene pocos deseos y apegos es relativamente inmune a la pena, pues la existencia de la fuente de felicidad tiene su origen dentro y no depende de cosas externas. Si se emplean los mecanismos del ego para adquirir felicidad, ésta estará sujeta a pérdida, vendrá acompañada del miedo a perder. La única realidad invulnerable a perder es la Realidad Absoluta.
El apego y la proyección de valor hacen que se sobrevaloren los objetos, cualidades y relaciones.
El miedo a la pérdida contribuye a la creación de apegos dependientes así como la generación del materialismo y sus atributos sociales de fama y dinero.
La externalización de la fuente de felicidad no sólo conduce al apego sino que de ella emerge el control cómo principal mecanismo de supervivencia. 
Es bueno saber que la investigación espiritual indica que el sufrimiento y el dolor emocional son producto de la resistencia. Su cura es la rendición y la aceptación que alivian el dolor.
Todos los estudios sociológicos y psicológicos confirman que las personas religiosas o espiritualmente orientadas son las más felices en todo momento y circunstancia.
La aceptación de las vicisitudes de la vida humana conducen a una mayor comprensión y compasión.
El amor es la oportunidad de entregar la voluntad personal a Dios y de revaluar cual es el propósito del regalo de la vida humana.

Extractos del libro:  La escalera a la iluminación del Dr  Hawkins.