domingo, 25 de noviembre de 2018

SEGUIR APRENDENDO: Dr. Alejandro Cabrera: El sonido: Ciencia y Espiritualidad




El sonido: Ciencia y Espiritualidad
En la biblia, Juan 1, dice: “en el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era
Dios”. El Verbo es la Palabra y la palabra es sonido- vibración. Todo sonido genera una vibración.
Hay una radiación de fondo en el  universo producto de la explosión primordial o big bang, que
todavía sigue sonando. En el año 1999 la Nasa envío al espacio la Sonda Map para medir la
edad del universo; según esta radiación de fondo que todavía sigue sonando, la edad del
universo es de aproximadamente 15.000 millones de años.
Los sabios de los vedas describieron éste big bang y escucharon, no inventaron el sonido de la
explosión primordial que es el Om.
Lo primero que existido o se manifestó en el universo fue el sonido.
Todo tiene una vibración, y lo que tiene vibración también tiene sonido, hasta un átomo!.
En estados de meditación profunda lo último que se percibe es el sonido, mentalmente y luego
en samadhi, absorción espiritual total, desaparece aún el sonido y esa persona se unifica con la
fuente de donde surgió su conciencia, satori, nirvana, samadhi, iluminacion, liberación, etc.,
son sinónimos de éste estado de Supra-Conciencia.
Cuando uno recibe y repite un mantra o sonido primordial verdadero trasmitido por un linaje
de maestros realizados,  es un método fácil,  simple, muy profundo y asequible en esta época
para realizar la integración con el propio estado espiritual. A esto se le llama mantra, mantra
es un sonido puro con características muy especiales, que nos conduce a la integración con ése
estado superior.
Para finalizar parafraseando un poema de Swami Pareshananda Maharaj, vamos a reemplazar
la palabra mantra por sonido y entender mejor que significa:
“El Sonido que recibí del eterno Guru bondadoso es mi vida, es mi todo,
con certeza lo más precioso. El Sonido es la Forma más concreta del Señor;
es el que interpenetra y vibra en el interior.
El Sonido lleva consigo el santo Nombre y Forma del Señor.
Es el compañero eterno que trae entrega, paz y amor.
Es el Sonido que despierta la profunda Conciencia Espiritual.
Es el que hace todo para realizar la integración total”.