domingo, 7 de octubre de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Lic. Sandra Carmona





La ilusión cesa cuando el Sí Mismo es aprehendido, ellos viven con la visión sin velos, con sus penas disipadas .
Observa cómo antes de la correcta observación, el barro aparece como vasija, jarro, maceta y después como barro solamente. Esto igualmente ocurre en Brahman, después de su  realización. 
La manifestación no tiene otro fin que glorificar lo no manifestado. La forma remite a su origen, a la vacuidad que no tiene forma. La ilusoria dualidad aparece en la no dualidad, en la realidad totalizadora en la que ni siquiera aparece el pensamiento del yo, la experiencia que se alude como silencio.Cuando estás silencioso, libre de toda recapitulación o proyecto, no hay imagen, por lo tanto tampoco hay conflicto,  miedo o deseo.
El silencio es Dios, sin el concepto de Dios.
Experimentando la disolución de la dualidad, abrazas el más alto punto de vista.
La enseñanza suprema, no puede estar limitada por el lenguaje ni puede ser comprendida por la mente, sino que se transmite amorosamente de corazón a corazón  y en silencio.