domingo, 7 de octubre de 2018

SEGUIR APENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane, 6/10/18





Qué quiere significar la filosofía yoga por carácter?
Para explicar esto, uno puede ver la analogía con un  lago. Las olas no solamente perturban la superficie del agua sino que también, por su acción continuada, construyen bancos de arena en el fondo del lago. Estos bancos de arena, por su puesto, son mucho más sólidos y permanentes que las olas mismas.
Pueden ser comparados con las tendencias, potencialidades y estados latentes que existen en las áreas subconsciente e inconsciente de la mente. En sánscrito se los llama samskaras.
Los samskaras son fabricados por la acción repetida de las olas de pensamiento y estos, a su vez, crean nuevas olas de pensamiento, el proceso actúa de ambas maneras.
Expongamos la mente a constantes pensamientos de ira y resentimiento y hallaremos que estas olas de ira formarán samskaras de ira, los cuales nos harán encontrar ocasiones propicias para enojarnos durante toda nuestra vida. Un hombre que ha desarrollado samskaras de ira, es considerado como una persona de mal carácter.
En realidad, la suma total de nuestros samskaras, manifiesta, en un momento dado, nuestro carácter.
Nunca olvidemos, sin embargo, que así como un banco de arena puede trasladarse y cambiar su forma si la marea o la corriente cambia, así también los samskaras pueden modificarse mediante la introducción de otras clases de olas de pensamiento en la mente.
No todos los samskaras son adquiridos durante el curso de una sola vida humana. Un niño nace con ciertas tendencias que ya se encuentran presentes en su naturaleza. La ciencia occidental se inclina a atribuir tales tendencias a la ley de la herencia. La psicología yoga explica que las mismas han sido adquiridas en previas encarnaciones como resultado de pensamientos y acciones ya olvidados.
En realidad, para fines prácticos no importa mucho determinar cuál de estas dos teorías es preferible.
El alma individual es conducida por samskaras ya existentes y de acuerdo a los cuales, busca renacer en un tipo determinado de familia, de padres cuyos samskaras son similares a los suyos propios, para así heredar las tendencias que ya posee.
El aspirante espiritual acepta la plena responsabilidad por ellos y emprende la tarea de tratar de modificarlos.
Cuando el lago de la mente se vuelve claro y sereno, el hombre sabe lo que él realmente es, lo que siempre fue y siempre será.
Sabe que él es el Atman. Su personalidad, su errónea creencia de considerarse como un individuo separado, único, desaparece.