martes, 20 de marzo de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane




SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane


Hasta que no establezcamos armonía interior será imposible saber lo que es la armonía exterior. De acuerdo con los psicólogos, cada individuo es un manojo de impulsos, un complejo de personalidades diversas.
Es necesario que unifiquemos todas las fuerzas internas si deseamos percibir la armonía del universo que nos rodea.
Cada ocasión de conflicto da lugar a la animosidad, ansiedad, odio y temor. Estos instintos y emociones inferiores, están siempre al acecho para ejercer su dominio sobre nosotros.
En nuestras vidas empíricas, ignoramos hasta un cierto punto que somos el juguete de nuestro temperamento individual.
En soledad y en silencio, al replegarnos en nosotros mismos sabremos en qué nivel estamos. El estudio de las escrituras y otros libros sagrados nos dirá lo que podríamos hacer, pero en el tumulto y la fiebre de la excitación de nuestra vida cotidiana no tenemos tiempo para parar y pensar. Cultivemos el hábito de pensar sobre nuestros problemas internamente. De ese modo reconstruimos adentro de nosotros una nueva personalidad, un carácter espiritual.
Tan pronto como comenzamos a meditar, debemos intentar practicar la discriminación y entender qué es lo que ejerce una influencia dominante sobre nosotros.
Por qué será que siempre tenemos la misma reacción hacia individuos determinados?
Sólo podremos responder estas preguntas en las silenciosas horas de meditación.