martes, 20 de marzo de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Lic. Noemi Villacorta





"Para vivir mejor, trabajar por la paz"

"Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios" (Mateo 5:9)

En el libro "La segunda venida de Cristo", la resurrección del Cristo que mora en tu interior, Paramahansa Yogananda comenta sobre, está bienaventuranza del Sermón de la Montaña.

Los verdaderos pacifistas son aquellos que generan paz por medio de la práctica de la meditación diaria.
La paz es la primera manifestación de la respuesta de Dios en la meditación.
Una vez percibicido a Dios como paz interior, se desea que se manifieste en el hogar, en la comunidad, en su país y entre todas las razas y nacionalidades.
Quienquiera que destierre la incomprensión entre las almas, las a unido en la paz de Dios. Y da expresión al amor unificador de Cristo que reconoce a cada alma como un hijo de Dios.
La conciencia de "hijo de Dios" hace que se sienta amor por todos los seres.
Los verdaderos hijos de Dios, no hacen diferencias entre un aborigen, un americano o una persona de cualquier raza o nacionalidad.
Cualquiera sea la nacionalidad o el color de su cuerpo, cada uno de los hijos de Dios es un alma.
Todo el que promueva por medio de falsedades y chismes la enemistad entre los miembros de su familia, vecinos o amigos, siendo instrumento de discordia, está profanando el templo divino de la armonía. Quienquiera que estimule el conflicto entre naciones hermanas bajo el disfraz del patriotismo es traidor de su familia divina.
El mejor modo de contrarrestar la amenaza de conflictos es la fraternidad, ya que como hijos de Dios, somos una sola familia.
Cristo y otras grandes almas nos han dado la receta para lograr la paz interior y también, la paz entre individuos y naciones. El verdadero arte cristico destierra los conflictos entre los seres humanos y el horror de la guerra; trae paz y comprensión al mundo, todos los prejuicios enemistades deben desaparecer.
Ese es el desafío que se les plantea a aquellos que aspiran a ser divinos líderes de la Paz.