lunes, 11 de diciembre de 2017

Como conocí al Ashrama: Sra. Irma Pilar Cuoco






COMO CONOCI AL ASHRAMA
Al poco tiempo de conocer a mi novio, éste me invitó a concurrir a una conferencia que el Swami Vijoyananda brindaría en el Club Sirio Libanés a lo que acepté con mucho gusto. Al llegar, el Swami estaba en el escritorio controlando su reloj a fin de comenzar en el horario estipulado.  Las palabras del Swami, su erudición su carisma y buen humor, me impresionaron grandemente.
El Swami hablaba con voz pausada y profunda relatando aspectos de las enseñanzas de Sri Ramakrishna y cuestiones de la vida en general, agregando cada tanto situaciones que causaban gran hilaridad en el auditorio. Con el tiempo mi novio me pidió si quería acompañarlo al Ashrama y un domingo partimos hacia allá.
Entramos sin llamar, siendo interceptados por un tal Pedro, quién en forma seria nos preguntó si estábamos invitados. Le dijimos que no pero le mostramos un folleto que nos habían provisto en una conferencia del Swami. Nos dijo que esperáramos ahí, luego volvió y nos hizo pasar.
El Swami estaba sentado en su escritorio, y nos preguntó cómo nos ganábamos la vida, luego nos convidaron un té con masas, y después hubo una lectura sobre enseñanzas de Swami Vivekananda tornando la reunión hacia preguntas efectuadas por los devotos y asistentes. Me gustó mucho esa reunión, y toda su atmósfera de un alto contenido espiritual.
Le preguntamos al Swami si podíamos seguir asistiendo y nos indicó que dejáramos nuestros datos que próximamente nos avisarían, cosa que sucedió una semana mas tarde mediante una cariñosa carta, en la cual nos invitaba a concurrir el domingo siguiente por la tarde. A partir de ese día y atraída como por un imán, continué asistiendo con mi novio ( actualmente mi esposo) durante largo tiempo.
Haber conocido el Ashrama, al Swami Vijoyananda, a toda su enseñanza y a los Swamis que lo sucedieron, particularmente a su actual guía espiritual el Reverendo Swami Pareshananda   fue para mí una gran bendición para toda mi vida.

Irma Pilar Cuoco

Diciembre 3 de 2017