sábado, 3 de noviembre de 2018

Artículo: LA FOCALIZACIÓN ESPIRITUAL por la Dra. Florencia Balestrini




LA FOCALIZACION ESPIRITUAL
El tópico de esta reflexión se inspira en el Raja Yoga de Patanjali, en los sutras 5 a 8, cuando habla de las olas mentales positivas y negativas, y de éstas últimas particularmente la ILUSIÓN VERBAL, la imaginación desatada por el contenido (queriendo significar algo más profundo que un mero significado) que le atribuimos a una palabra. De una palabra, o una frase entendida con nuestro bagaje, o pasado, podemos construirnos mundos imaginarios, ponemos toda nuestra energía y actuamos en función de ello.
Ejemplo clásico es un insulto, por ejemplo la palabra “estúpido”, en si es una palabra, dicha al aire o a la nada no evoca nada, una simple palabra, pero si alguien dice la palabra y sentimos que la ha dirigido hacia nosotros, esa palabra activa todo nuestro bagaje, nos identificamos (focalizamos toda la energía) y se produce la reacción.
El insulto en realidad sucede porque en nosotros ha habido en primer lugar una identificación, y se hemos adjudicado todo un contenido subjetivo, la palabra en si no tiene nada pero ha funcionado como un gatillo. Por esta razón si se insulta aun Bhuda no produce ningún movimiento, pero si la palabra insulto la sentimos hacia nosotros… el contenido es otro y se construye todo un mundo imaginario, nos sentimos víctimas.
La correcta focalización sería tratar de tener siempre presente que nosotros somos la fuente de todo lo que sucede a nuestro alrededor,… recordar “Yo entendí que X dijo eso”… “Yo entendí que el insulto fue hacia mi”… Yo entiendo esa palabra como un insulto a MI persona, etc.  De esta manera se intenta una cierta objetivación, salir de la identificación, tomar distancia.
Esto es lo que ENTIENDO dicen todos los autores que analizan estos temas, lo que estoy reflexionando lo extraje, lo tomé prestado de los autores de Yoga para poder expresar esta argumentación.
Justamente, entonces, por focalizar quiero decir donde ponemos la atención… funciona como un volante, te redirecciona, esta focalización depende del entendimiento y este entendimiento que tenemos se nubla y oscurece la gran parte por la palabra… el lenguaje.
Si la focalización es equivocada puede ser incluso más serio o grave que un ataque de ira, pues toda la energía dirigida hacia ese foco se dilapidará sin siquiera darnos cuenta.
Al menos en  un ataque de ira nos damos cuenta del enemigo, es tangible, la mayoría de los casos no podemos evitarlo, pero sabemos que está allí y tratamos de cuidarnos, de controlarnos, sabemos que si entramos en ese estado saldremos muy dañados.
Pero la ilusión que surge de una palabra es muy sutil, nos influencia silenciosamente y drenamos nuestra vida quizás como cuenta gotas, pero de manera constante, impidiendo justamente concentrar la energía que nos permitirá manifestar la fuerza necesaria para que surja la expansión de conciencia.
La vida espiritual ha sido graficada por muchísimos autores como el paso del agua de su estado líquido al gaseoso: necesita el fuego, necesita concentrar determinado grado de calor para que alcance su estado de hervor, sin esa concentración nada sucede, si el fuego se pierde, disminuye o se apaga antes de alcanzar los 100º, no hierve. Además el agua no puede controlar si pasa o no pasa al hervor, SUCEDE, ACONTECE, “GRACIAS” a la concentración continua del fuego que produce la masa de calor necesaria.
Igual sucede en nosotros con la expansión de la conciencia, de allí la palabra “tapasia” que sabemos implica una autodisciplina o austeridad (restricción- autocontrol) realizada voluntariamente para alcanzar un propósito más elevado en la vida (tapas dicen que es calor, acumular calor, ahorrar energía, según leí).
Podemos dar algunos ejemplos, así las personas sentimos miedo, ansiedad, angustia, y en el 99,9% de los casos cuando sentimos así queremos resolver ESE miedo, ESA angustia, ESA ansiedad, pero esto es una constante en nuestra vida (con mayor o menor intensidad) ¿porque no se resuelve? Porque todas ellas son EFECTOS, surgen de una identificación alentada por una imaginación (esto es tomar un hecho y mezclarlo con nuestro entendimiento y atribuirle una entidad que es absolutamente subjetiva, desde el punto de vista de vedanta, es el fruto del movimiento de las 4 funciones de la mente c que aquí ya todos conocemos).
Claramente lo podemos comprobar esto, porque cuando no estamos identificados y la cosa le sucede a otro, no nos altera, no se nos mueve un pelo. También vemos que las cosas pasan, se disuelven solas, pasa el tiempo, pero al identificarnos igual nosotros hemos sufrido en su transcurso, nos hemos contraído.
El miedo o angustia o ansiedad surge de la contracción: contracción igual a identificar, REDUCIR ALGO A UN CONTORNO, te achicas, lo limitamos y hasta lo sentimos fijo y eterno. Pero si tomamos distancia, si nos alejamos, si nos objetivamos …. Inmediatamente empezamos a poder ver la situación con un poco de tranquilidad, … esto implica que nos estamos EXPANDIENDO, nos estamos AGRANDANDO, y la cosa pierde su dimensión y podemos atravesarla sin perdernos en el transcurso.
Entonces, combatir el miedo en sí mismo, es un error, vamos a luchar contra un molino de viento como el QUIJOTE, porque es un efecto y la CAUSA, cual es la contracción que surge de la ilusión de identificarnos incorrectamente o de no saber o ignorar que somos, sigue allí, y si la causa- digamos bien- EL EGO, la identificación, la función de AHAMKARA se sigue produciendo, siempre surgirán esas emociones que son el fruto de la contracción.
OTRO EJEMPLO de incorrecta focalización, un poco más simbolico quizás, lo leí  en otro libro, es que por ejemplo uno fuese un cuarto vacío y se focalizase en que no entre nada para permanecer con la conciencia de que es un cuarto vacío;  el cuarto entonces decide poner toda su fuerza en CERRARSE, para que nada absolutamente nada entre… pero esto es imposible, su lucha será infructuosa, porque siempre algo va a entrar: por ejemplo un sonido, la luz, un mosquito, o una persona o simplemente el polvo… siempre va a entrar algo. Entonces si el cuarto se focaliza en que para ser cuarto vacío no entre nada, NUNCA lo va a lograr, pero si se focaliza en concentrar su atención en que ES un cuarto vacío y que permanecerá siendo vacío por más que entre lo que sea, pues lo que entra o sale no lo constituye, él siempre tendrá esa consciencia de que es un cuarto vacío, entonces ahí se logra, eso sería el correcto entendimiento (Yoga Sutra de patanjali).
Otro ejemplo de incorrecta focalización en el camino espiritual es considerarlo como un LOGRO, esa interpretación surge porque los libros nos dicen que hay que hacer esfuerzo, hacer prácticas, hacer tapasia, hacer esto, hacer lo otro, etc., entonces en la mente se produce el YO LO VOY A LOGRAR, y se transforma en una meta, un objetivo…. cuando hay un objetivo y una meta o un logro entonces ESTAMOS NOSOTROS, nuestros egos… y también está el factor tiempo: el objetivo, el logro, la meta implican un tiempo FUTURO (algo que va a pasar) y si hay futuro hay ilusión, porque el futuro no es … surge de la imaginación, de inventarnos como serán las cosas más adelante… y justamente esta focalización de tomar los espiritual como un LOGRO va a provocar justamente el efecto CONTRARIO DE LA ESPIRITUALIDAD y va a engrandecer nuestros egos y nuestras fantasías.
De esta común e incorrecta focalización surge la llamada VANIDAD ESPIRITUAL, y por lo que se ve (ya que tiene hasta una expresión propia) es un error estandarizado en la humanidad…es digamos, un error mundial, super común.
En el camino espiritual todos los Maestros… todos los Maestros dicen que no es alcanzar sino que el camino espiritual es UN DESPOJO… nuestro RAMAKRISHNA destaca que es LA RENUNCIA… en otras filosofías hablan de que es la DESIDENTIFICACION… ES UN DEJAR, es LA ENTREGA en el Bhakti…. entonces si llegara a haber una apertura de conciencia de ninguna manera se lo puede tomar como un logro personal o YO LO HICE.. sino que al contrario la apertura va a surgir porque “yo” estoy dejando de ser… voy despojándome de la idea de lo que yo creo ser hoy, de este ego, por lo tanto si hay verdadera evolución no puede haber vanagloria y nunca puede ser un logro porque justamente no hay NADIE que lo logre.
Entiendo que este es un punto crucial en la posibilidad de avance… LA PALABRA, tiene más incidencia de la uno puede sopesar… la CONFUSION, la ilusión verbal, ES un gran obstáculo…que hace incorrecta la focalización, el direccionamiento de nuestra energía y se produce un drenaje constante que impide que el calor, la fuerza necesaria se concentre.
Pretendí hacer esta reflexión para poner sobre la mesa un punto muy sutil, muy digamos intangible y que sucede todo el tiempo en nosotros, de allí la llamada necesidad de estar ALERTAS, de aplicar el discernimiento, de estar siempre en continua observancia de uno mismo, más allá de nuestros obstáculos GRUESOS, como la ira, la lujuria o la codicia, tenemos estas sutilezas que suelen ser más perniciosas por ser imperceptibles.
Hacer una búsqueda espiritual partiendo del ego…. ES LO QUE TENEMOS…pero en las escrituras se nos alienta siempre a meditar en que todo lo particular, todo lo parcial, todo lo dividido, todo lo que segrega trae DOLOR y miseria y que la espiritualidad sería, según lo que vengo leyendo, un estado de unidad… de plenitud… de totalidad, de integración… TOTALIDAD y si yo soy… como ego hay una particularidad, dejo de haber totalidad, … ESTA ES “ENTIENDO” LA FAMOSA RENUNCIA… que no es dejar una casa, una persona un trabajo, pues si uno sigue sintiendo que UNO ES, no hay renuncia, no sucedió el DESPOJO, la DESIDENTIFICACIÓN, el mecanismo mental sigue activo, no ha sido trascendido.

Entonces, tener presente que la ilusión está en todo, sobre todo en lo que nosotros interpretamos es espiritual, porque es incluso muy sutil e intangible …  estar atentos pues queremos salir de las “fantasías llamadas materiales” (que al menos son sólidas como dicen) y podemos perdernos en las llamadas “fantasías espirituales” que son invisibles, son de aire.