martes, 18 de septiembre de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Lic. Noemi Villacorta





"El hombre con la vida inexplicable"

Había una vez un hombre llamado Mojud. Vivía en una ciudad en la cual había conseguido un empleo como funcionario menor, parecía probable que terminaría sus días como Inspector de Pesas y Medidas.
Un día mientras caminaba por los jardines de edificio cercano a su casa, Khidr, el misterioso Guía de los Sufis, se le apareció vestido de luminoso verde. Khird dijo:"Hombre de brillantes perspectivas! Deja tu trabajo y encuentrate conmigo en la orilla del río dentro de tres días ". Entonces desapareció.
Mojud, tembloroso, fue ante su superior y le dijo que debía partir. Todos en la ciudad pronto se enteraron de esto y dijeron:" Pobre Mojud! Se ha vuelto loco".
Pero como había muchos aspirantes al puesto, pronto lo olvidaron.
El día convenido, Mojud encontró a Khird, quien le dijo:"Rasga tus vestiduras y arrojate a la corriente, tal vez alguien te salve". Mojud lo hizo, aún cuando se preguntada si no estaría loco.
Puesto que sabía nadar, no se ahogó, pero flotó a la deriva un largo trecho antes de que un pescador lo recogiera en su bote diciendo: "Hombre necio! La corriente es fuerte; ¿Que haces?
Mojud dijo: " Realmente no lo sé "
"Estás loco", dijo el pescador," pero te llevaré a mí choza junto al río y veremos que se puede hacer por ti".
Descubrió que Mojud era bien hablado, aprendió de él a leer y escribir. A su vez Mojud recibió alimento y ayudó al pescador en su trabajo. Después de unos meses, apareció nuevamente Khidr,
al pie de la cama de Mojud y dijo:"Levantate ya y deja a este pescador.
Se te proveerá con lo necesario.
Mojud abandonó inmediatamente la choza,y erró por las cercanías hasta que llegó a una carretera. Vio a un granjero en su burro, camino al mercado. "Buscas
trabajo?" preguntó el granjero. " Necesitaré ayuda a mí regreso, para traer las compras".
Mojud lo siguió. Trabajo para el granjero durante dos años, aprendió mucho sobre agricultura pero poco aparte de eso.
Una tarde en que enfardaba lana, Khidr se le apareció y dijo:"Deja ese trabajo, camina hasta la ciudad de Mosul y usando tus ahorros transformate en un mercader de pieles. Mojud obedeció.
Se hizo conocido como mercader de pieles, sin ver a Khird durante tres años.
Había ahorrado una considerable suma de dinero, y pensaba comprar una casa,
cuando apareció Khidr y dijo:"Dame tu dinero, alejate de este pueblo hasta Samarcanda y trabaja allí para un almacenero " Mojud así lo hizo.
Pronto comenzó a mostrar indudables indicio de iluminación. Curaba a los enfermos, servía a sus prójimos en la tienda y durante su tiempo libre, su conocimiento de los misterios se volvió más y más profundo.
Clérigos, filósofos y otros lo visitaban y preguntaban: "¿Con quien has estudiado?"
"Es difícil de decir", decía Mojud.
Sus discípulos preguntaban:" ¿Como comenzaste tu carrera?"
Él decía: "Como pequeño funcionario".
" Y la abandonaste para dedicarte a la automortificacion?"
"No, simplemente la abandoné." Ellos no comprendían.
La gente se acercaba a él para escribir la historia de su vida. "¿Que has hecho en tu vida?" preguntaban.
" Me tiré a un río; me rescató un pescador; luego, una noche, abandoné su choza.  Luego me convertí en peón de granja. Mientras enfardaba lana, dejé todo y fui a Mosul, donde me convertí en mercader de pieles. Allí ahorre dinero pero lo di. Entonces caminé hasta Samarcanda donde trabaje para un almacenero. Y aquí estoy ahora."
"Pero este comportamiento inexplicable no arroja luz sobre tus extraños dones y maravillosas pruebas" dijeron los biógrafos.
"Así es", dijo Mojud.
Así fue, que los biógrafos construyeron alrededor de Mojud, una maravillosa y estimulante historia; porque todos los santos deben tener su historia, y la historia debe estar en concordancia con el apetito del oyente, no con las realidades de la vida.
Y a nadie se le permite hablar de Khidr directamente. Es por eso que la historia no es verídica. Es una representación de una vida. Esta es la vida real de uno de los más grandes Sufis.

La creencia Sufí habla de un " mundo invisible" que está todo el tiempo, interpenetrando la realidad ordinaria.
Cosas que tomamos por inexplicables, son debidas a esta intervención.
Solamente al advertir la posibilidad de otra dimensión es que actúa a veces sobre las experiencias ordinarias, y es cuando esta dimensión puede volverse accesible a nosotros.