martes, 6 de marzo de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane






SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane
Es esencial que intentemos comprendernos a nosotros mismos y a las fuerzas que se manifiestan dentro nuestro, aunque no nos demos cuenta de ellas.
El hombre superior es aquel que es capaz de dirigir todos sus esfuerzos hacia un solo propósito.
De acuerdo con el Bhagavad Gita existe una base universal, y es el Atman. El Atman es uno, es homogéneo. Está presente en igual medida en cada individuo.
Es en el plano espiritual donde realmente la inteligencia se convierte en una unidad. Cuando pudimos realizarla percibimos la armonía del cosmos. El universo se revelará como la manifestación de la inteligencia suprema.
Por otro lado, si nos permitimos ser engañados por la multiplicidad, la inteligencia se degenera. Nuestros intereses y prejuicios personales la limitan. El ego se desarrolla y perdemos nuestra razón.
De hecho, la razón es inteligencia superior, buddhi. Sólo que el buddhi no juega su papel en relación a las demandas del día a día. Sólo interviene en momentos críticos. Es el reflejo de un poder superior que trasciende nuestra decepcionante individualidad, y es a través del buddhi que nos conectamos con este poder superior.
Es por medio de la meditación que es posible separar al buddhi.
A través del ejercicio continuo de la meditación descubrimos que este centro superior está en nosotros mismos, y cuando establecemos una comunión con él, el concepto de unidad se vuelve nuestro tesoro perdurable ante cualquier circunstancia.