jueves, 25 de enero de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Mg. María Laura Caballero






De acuerdo al “Karma Yoga” de Swami Vivekananda, la ley del Karma es una ley universal, que significa una ley causal de inevitable causa y consecuencia, entendiendo por universo a la porción de existencia caracterizada por espacio, tiempo y causación. Es decir, la ley solo es posible en este universo condicionado, aquella porción de existencia que está limitada por nuestra mente. En este contexto Swamiji nos habla de la libertad: “Para alcanzar la libertad tenemos que ir mas allá de las limitaciones de este universo…” Y continúa diciendo: “Es razonable entonces pensar que sólo hay una manera de obtener esa libertad, que es la meta de las más nobles aspiraciones de la humanidad y que esta es renunciar a esta pequeña vida, a este pequeño universo, a esta tierra, al cielo, al cuerpo, a la mente y a todo lo que esté limitado y condicionado. Si renunciamos a nuestro apego por este pequeño universo de los sentidos o de la mente, seremos libres inmediatamente. El único modo de salir de la esclavitud es ir más allá de las limitaciones de la ley, trascender la causa.” Nos plantea aquí un reto sumamente difícil. El método para lograrlo es explicado en otros párrafos del Karma Yoga, los que analizaremos próximamente.
Mg. María Laura Caballero