miércoles, 16 de agosto de 2017

Seguir aprendiendo: Dr. Alejandro Jorge Cabrera (13/8/17)




Seguir aprendiendo: Dr. Alejandro Jorge Cabrera (13/8/17)

Todo en el universo se manifiesta y se mantiene por una fuerza de atracción. Desde el átomo más pequeño hasta los sistemas solares, constelaciones y galaxias estan unidas por una atracción y giran una alrededor de otras desde lo más pequeño hasta lo más grande. Esa fuerza cohesiva que mantiene unido al universo como uno y entre sus partes dicen los sabios que es El Amor. Ese amor también se manifiesta en el ser humano como atracción.
Decia Sri Ramakrishna:
“Es por eso que Dios Se encarna como ser humano, para enseñar a la gente el sendero de la devoción. Exhorta a la gente a que cultiven la entrega a Dios. Siguiendo el camino de la devoción, uno realiza todo a través de Su gracia, Conocimiento y Suprema Sabiduría.” “Dios juega en este mundo. El está bajo el dominio de Su devoto. ‘Shyama, la Divina Madre, está atada por la cuerda del amor de Su devoto’. “Algunas veces Dios se vuelve el imán y el devoto la aguja y otras veces el devoto se vuelve el imán y Dios la aguja. El devoto atrae a Dios hacia él. Dios es el Bienamado de Su devoto y está bajo su dominio.”