lunes, 10 de abril de 2017

SEGUIR APRENDIENDO: Sra. Maria de los Angeles





Del Yoga Basishtha ... 

Suplicaba yo un día al sabio Bushundi que nos dijera cómo lograba
el escapar de las manos de la muerte, mientras que todas las demás 
criaturas del mundo, están condenadas a ser trituradas por las 
mandíbulas que todo lo devoran.
Contestó entonces Bushundi el gran sabio inmortal.
La muerte no destruirá al hombre que no lleve consigo, 
las joyas de sus deseos corruptores, como un ladrón no matará a 
un viajero sin bienes materiales. La muerte no se acerca al hombre
que pone su confianza en el espíritu sin mancha y purificador de Dios.
Aquel cuya mente ha encontrado reposo en la meditación 
ya no tiene motivo por el arrepentirse. 
Eleva tu mente y establécela en la unidad del espíritu.
Yo estoy siempre en paz, mientras mi pensamiento sigue el ritmo
de mi respiración y no me muevo de esa disposición aunque tiemblen 
las montañas bajo mis pies.
Nunca apruebo ni desapruebo ningún acto realizado por mí o por otros.
Y ese desvinculamiento de toda preocupación me ha conducido a este 
feliz estado de longevidad despreocupada.
No temo ni a la muerte ni a la vejez, ni me regocijo con la idea de 
ganar un imperio. Ese desapego es la causa de mi longevidad física.
A nadie considero o gran sabio ni enemigo, ni amigo.
Y esta ecuanimidad es la causa de mi larga vida.
Jamás considero que este cuerpo físico es un ser absoluto, el espíritu
y mi larga vida se lo debo a ese supremo conocimiento.
Tengo la firme convicción de ser esa suprema inteligencia que se 
manifiesta en el universo, que reside arriba en los cielos y abajo en los
bosques. Esa convicción me ha hecho dueño de la vida y de la muerte.
Así es oh bienaventurado sabio, como resido en el cáliz, como 
una abeja habita en el corazón de una flor de loto y soy conocido en 
todo el mundo como el sabio inmortal llamado Bushundi.
 
Del libro la Sagrada enseñanza de Sri Ramakrishna.
979:  La mente pura del Maestro, fue su primer y mas importante Gurú.
Al respecto, el maestro dijo: " Cualquier necesidad que surgía, un joven 
sannyasín, de apariencia exactamente igual a la mía, salía de mi cuerpo
y me enseñaba todo.
Cuando el salía en esa forma, a veces, yo conservaba una débil conciencia 
de los objetos externos y, otras veces, olvidaba por completo el mundo 
externo oí y sólo era consciente a su presencia y actos.
Cuando el volvía a entrar en mi cuerpo y, entonces yo recobraba la 
conciencia del mundo externo. Lo que antes había oído de él, esas
mismas enseñanzas las oí despues de la Brhamani, Totapuri y otros. 
Lo que había aprendido de él, eso mismo fue lo que me enseñaron 
esos Maestros mas tarde.

Reflexión: 
Como ? hacer para lograr estos estados de pureza que son reales:
Mientras el "ego" se halle presente, no podremos. Pero si, a travez 
de nuestras practicas espirituales podremos transformarlo en 
amor. Y si tienes un Mantra, si tienes un maestro espiritual...
Eres un bendito en este mundo. Entonces, no te detengas
hasta alcanzar la meta...
Este es el momento, el aquí y ahora.
Ramakrishna era una encarnación divina, pero Bushundi no, y
lo logro!...