martes, 4 de abril de 2017

SEGUIR APRENDIENDO: Graciela Mabel Vitángeli – Osteópata DO




Seguir Aprendiendo para Vivir Mejor – El Corazón

Por: Graciela Mabel Vitángeli – Osteópata DO

“Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos”

Antoine de Saint Exupéry – escritor francés

Desde el punto de vista espiritual, el corazón, es muy representativo.

La grandes tradiciones espirituales de oriente y occidente coinciden en que es

el sitio donde podemos comunicarnos con lo divino, con Dios (con forma o sin

forma).

En un viaje de introspección y meditación los santos, yoguis y devotos

espirituales perciben internamente en su corazón, una fuente de energía, amor,

sabiduría, sensibilidad y claridad extraordinaria. Una claridad mucho más

precisa que la de la mente.

Científicos del Instituto HeartMath de Estados Unidos, descubrieron que el

corazón tiene inteligencia propia, independiente del cerebro; y además que

éstos órganos se comunican entre sí.

También descubrieron que el corazón emite campos electromagnéticos los

cuales cambian de acuerdo al tipo de emociones.

El campo magnético del corazón puede ser medido hasta varios metros de

distancia del cuerpo humano.

Las emociones positivas crean beneficios fisiológicos. Podemos estimular el

sistema inmunológico, equilibrar nuestro sistema nervioso mediante la

evocación de emociones positivas.

Las emociones negativas, todo lo contrario, pueden crear caos en el

organismo.

Nuestros campos personales llevan información hasta el nivel cuántico y

también influyen en “el entorno del campo global”. El corazón de cada persona

contribuye a lo que llamamos nuestro “entorno de campo colectivo”.

La energía de nuestro corazón verdaderamente nos une a unos con otros.

También el campo energético del corazón se conecta con la tierra misma...y

hasta con el sol!!!.

Debemos ser concientes de lo que generamos hacia nosotros mismos y hacia

los demás (a través de nuestras relaciones personales, sociales y con la

comunidad global).

Debemos ser concientes del privilegio de la vida humana, para trascender

nuestra naturaleza limitada a cuerpo y mente.

El corazón es el lugar de encuentro con nuestra verdadera naturaleza; y

también, con toda la existencia.

El corazón es el lugar de encuentro con esa fuente de amor, paz y dicha; la que

podemos reflejar en nuestra vida diaria y así vivir en esta tierra espiritualizando

cada uno de nuestros días.

¿Despertate!

tomá conciencia,

sólo hay amor en tu corazón.

Conciencia es Brahman – Prajñanam Brahma.

Yo soy Brahman - Aham brahmasmi.

Tú eres Aquello – Tattvamasi.

Decí:

esta alma es Brahman – Ayamatma Brahma.

Sentí:

Om Tat Sat: Dios es Real, sólo Él es lo Real.

Om Tat Sat

Poema de: Om Ramakrishna Vedanta Gita

Por: Swami Pareshananda Maharaj