domingo, 23 de octubre de 2016

SRI RAMAKRISHNA LILAPRASANGA (Segunda Parte): Bengali original by SWAMI SARADANANDA, Traducido por Swami Vijoyananda






Oyendo esto, le preguntamos: “Entonces, señor, ¿nada puede hacer el hombre?, ¿ni siquiera con sus prácticas? ¿Podría decir el hombre: ‘Todo lo que hago es por Su voluntad?’. Respondió Thakur:
Con sólo decirlo, ¿qué puede ocurrir? Decir que no hay espinas, que no hay astillas, ¿qué resultado dará? Cuando la mano se pincha con una espina, todo el mundo dice, ¡ay!
Si las prácticas y las oraciones hubiesen dependido únicamente del hombre, entonces, todo el mundo lo haría, pero, ¿por qué no lo puede hacer? ¿Saben otra cosa? Si ustedes no utilizan bien la fuerza que Él les ha dado, entonces no les dará más poder. Por eso es necesario el empeño, el esfuerzo humano.¿No ven que todos tienen que hacer cierto esfuerzo antes de lograr la Gracia Divina? Si alguien lo hiciera así, terminaría en una vida todo lo que tendría que pasar en diez vidas. Por lo tanto, ustedes están obligados a hacer cierto esfuerzo. Al respecto, escuchen este relato: “Cierta vez, por alguna razón, el Señor Vishnu del Golaka (cielo), maldijo a Nárada, quien tendría que sufrir en el infierno. Nárada quedó desconsolado, pero, por muchas oraciones y plegarias, logró propiciarlo y le dijo: ‘Bien, Señor, tengo el deseo de saber dónde está el infierno, cómo es y de cuántas clases hay. Por favor, háblame de ello’. Entonces, Vishnu tomó una tiza y sobre el suelo dibujó el cielo, el infierno, la Tierra, (según sus respectivas y posiciones), y le dijo: ‘Aquí está el cielo y aquí, el infierno’. Nárada dijo: ‘Ah, ¿es esto? Entonces, ya he sufrido en el infierno’. Diciendo esto, rodó sobre lo dibujado como “el infierno”, y luego saludó al Señor. Vishnu, riendo, le dijo: ‘Pero, ¿cómo es que tú ya has cumplido con tu estadía en el infierno?’ Dijo Nárada: ‘Por qué no, Señor, ¿acaso el cielo y el infierno no son creaciones tuyas? Cuando al dibujarlo me dijiste que éste era el infierno, el lugar se convirtió en el infierno mismo y, al rodar sobre él, yo ya cumplí con mi estadía.’ Como Nárada dijo todo esto con verdadera fe, Vishnu agregó: ‘Así sea’. Pero Nárada tuvo que hacer ese pequeño esfuerzo con verdadera fe y rodar sobre el infierno dibujado. Así pudo pasar aquella maldición.
En esa forma, Thakur nos hizo comprender que aun en el reino de la misericordia, hay lugar para el empeño y el esfuerzo individual. 

SRI RAMAKRISHNA LILAPRASANGA (Segunda Parte): Bengali original by SWAMI SARADANANDA, Traducido por Swami Vijoyananda