jueves, 28 de enero de 2016

Swami Vivekananda:



"Miren a cada hombre, a cada mujer y a todo como Dios. No pueden ayudar a nadie; sólo pueden servir: sirvan a los hijos del Señor, sirvan al Señor mismo si tienen el privilegio. Si el Señor les concede que puedan ayudar a cualquiera de sus hijos, benditos son; no piensen tanto en ustedes. Benditos son de que ese privilegio les fuera dado, cuando otros no lo tienen. Háganlo sólo como una adoración." Swami Vivekananda