miércoles, 2 de diciembre de 2015

Sra. Noemi Lavagno: La práctica universal de Yapayoga o repetición



 

La práctica universal de Yapayoga o repetición

Yapa /yápa/ o Yapam /yápam/ es la repetición de un mantra o Nombre Sagrado. La palabra mantra literalmente significa: "Aquello que salva el alma a través de la reflexión." La verdadera naturaleza de cada uno es divina. Todos llevamos en nuestro interior la misma divina conciencia, normalmente cubierta por la ignorancia. El mantra es una fórmula espiritual que puede consistir en una o varias palabras que contienen sublimes y poderosas ideas espirituales y tiene la capacidad de quitar la ignorancia del practicante sincero.
De acuerdo a las tradiciones religiosas del Hinduismo el aspirante apto debe recibir el mantra de un maestro (gurú) calificado. No debe haber motivo egoísta alguno, de usar o explotar al otro, cuando se da o recibe el mantra para hacer yapa. El único motivo es el amor por Dios. Swami Vivekananda puso mucho énfasis en la idea de no ser egoísta. Dijo al respecto: "Todas las éticas, todas las acciones humanas, y todos los pensamientos humanos, penden de esa idea de no-egoísmo. Toda la idea de la vida humana puede ponerse en esa palabra: no-egoísmo."
Las funciones de un maestro (gurú) espiritual común es principalmente sacerdotal. De ninguna manera debe tener algún reclamo de privilegio sobre su discípulo mientras está ejecutando este noble oficio. Se debe cumplir este deber como un privilegio de servir a Dios.
Es difícil ser un verdadero discípulo. La fidelidad hacia su maestro debe ser incondicional. Swami Vivekananda citó un refrán hindú que dice: "Maestros hay cientos de miles, pero es difícil conseguir un discípulo." En el Hinduismo cuando alguien imparte la instrucción espiritual de repetir un mantra a otra persona, él es considerado como un gurú (maestro) y el instruido se vuelve un discípulo de dicho gurú. La relación entre gurú y discípulo es divina y eterna.

Rdo. Swam Pareshananda
Fraagmento de su artículo: La práctica universal de Yapayoga o repetición