domingo, 4 de enero de 2015

Compartido por la Sra. Norma Terso



Norma Terzo originally shared:
 
El cristianismo:
En noviembre de 1874, a Sri Ramakrishna le dio un deseo irresistible de experimentar la verdad de la religión cristiana. Empezó a escuchar las lecturas de la Biblia y quedó fascinado por la vida y enseñanzas de Jesús. Cierto día, sus ojos se fijaron en un cuadro de la Virgen y el Niño. Mirándolo con intensa atención quedó poco a poco embargado por una divina emoción. Las figuras del cuadro cobraron vida y los rayos de luz que de ellas emanaban entraron en su alma. Y rompiendo las barreras de credo y religión, entró en un nuevo reino de éxtasis. Cristo tomó posesión de su alma. Por tres días no pisó el templo de Kali. En la tarde del cuarto día, mientras estaba caminando en el Panchavati, vio acercársele, una persona de hermosos y grandes ojos, expresión serena y tez clara. Al enfrentarse los dos, resonó una voz en lo más hondo del alma de Sri Ramakrishna: " He aquí a Cristo, quien vertió la sangre de Su corazón para redimir al mundo; quien padeció un mar de angustia por amor a la humanidad. Maestro de yoguis. El está en permanente unión con Dios. Es Jesús, Amor Encarnado" . El Hijo del hombre abrazó al Hijo de la Divina Madre , Sri Ramakrishna experimentó su identidad con Cristo.- Evangelio de Sri Ramakrishna Tomo III - Pág.44