viernes, 14 de diciembre de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Dra. Marina Sanchez, DIOS: LA META PRIMORDIAL




DIOS: LA META PRIMORDIAL

Poder ver a Dios, percibirlo, si no tenemos las cualidades lo suficientemente desarrolladas es muy difícil, pero al menos podemos intentarlo en cosas mucho más concretas. Si ponemos atención suficiente haciendo nuestro trabajo, con actitud positiva, o estudiar con entusiasmo, nuestras prácticas espirituales con anhelo y disciplina, se puede sentir un “vislumbramiento” de Aquello, desarrollar la intuición de nuestro verdadero estado. Abrir canales hacia el Atman -Alma, para llegar a Brahaman -Dios-.
Si, como es el macro cosmos es el micro cosmos, esto es, si lo pequeño es una muestra del todo,  entonces, la Conciencia Divina es esa sensación de contentamiento interior en el quehacer cotidiano multiplicado por la velocidad de la luz.                                                                        
Las Escrituras indican que para lograr la Conciencia Universal deberían encontrarse en perfecto equilibrio las tres fuerzas que interactúan en todo cuanto existe –TAMAS-RAYAS y SATTVA-. Estamos de acuerdo en que esto es de difícil realización. Sin embargo, lo que sí podemos es que ello se instale como una idea en nuestro pensamiento, como nuestro propósito de vida, como la meta primordial.

Así, conscientemente debemos “unidireccionar” todo cuanto hacemos, o no hacemos, y discernimos, hacia ese propósito, el equilibrio perfecto de aquellas fuerzas, con el “espíritu” y la “actitud” de alcanzar la META SUPREMA.