martes, 13 de febrero de 2018

SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane






SEGUIR APRENDIENDO: Counselor Veronica Pomerane

En un comienzo a Swami Vivekananda le fue difícil aceptar la perspectiva no-dual de que todo es realmente Brahman.
Él le dijo a Sri Ramakrishna: “Es una blasfemia. No hay mayor pecado en el mundo que pensar que uno es idéntico con el Creador. Yo soy Dios, tú eres Dios, esas cosas son Dios. Que absurdo! Los sabios que escribieron tales cosas deben haber estado locos.
La bravura del muchacho no detuvo a Sri Ramakrishna, porque él sabía cómo entrenar una mente.
Y le dijo: Sigue rezándole al Dios de la Verdad y cree en cualquier aspecto que Él te revele.
S.Vivekananda sarcásticamente comentaba un día sobre la experiencia Vedántica de la unidad. Cómo puede ser? Esta jarra es Dios, esta taza es Dios y nosotros también somos Dios. Que absurdo!.
Desde su habitación, Sri Ramakrishna escuchó las carcajadas de Vivekananda y les preguntó: De que están hablando? Luego tocó a Vivekananda y Swami entró en Samadhi.
“Ese día, el toque mágico del Maestro inmediatamente produjo un maravilloso cambio en mi mente. Yo quedé estupefacto al decubrir qué en el universo, realmente no había nada más que Dios.
Con el paso del tiempo, y habiendo Vivekananda pasado por varios tipos de experiencia, su carácter rebelde, escéptico e intelectual y de naturaleza argumentativa, fueron transformados en entrega Fe y devoción.
La mente argumentativa con la que estamos identificados obviamente no va a conducirnos a la Verdad.
Ir más allá de nuestras tendencias e identificaciones es la tarea.