sábado, 11 de marzo de 2017

SEGUIR APRENDIENDO: SRA. VERONICA POMERANE




BHAGAVAD GUITA:
"La preocupación humana por descubrir la conducta correcta ha estado siempre presente a lo largo de los tiempos. En este texto, estamos ante una Revelación. Revelación se llama a palabras que revelan lo desconocido. Levantan bellamente el velo de la ignorancia.
Los momentos de Revelación lindan con lo Eterno. Es un descendimiento de la Verdad a la mente, unidad de lo finito con lo infinito, de lo temporal con lo atemporal.
Los Cantos son una declaración de Dios y lo divino. Aquello a lo que apunta la noción de Dios, la objetivación permanece a la espera de la contemplación.Podría reducirse Dios acaso a un objeto pensado?
Dios es Lo Inmutable, lo eterno, lo real. Y en el pensamiento “lo real” solo se ve desde diferentes lugares relativos.
Hay una apertura a lo infinito que sobrepasa la limitación sensorial, sentimental y conceptual.
A partir de ahí, y no como un pensamiento más, comienza la realidad de lo que Dios es.

Krishna como personificación de Dios, viene a ayudar a los humanos a mantener los valores inspirados por la inteligencia divina.
'Toda vez que declina la religión (la rectitud) y prevalece la irreligión Me encarno de nuevo'.     (Cap.IV, 8).
Krishna es un sabio, sencillo en su actuar, involucrado en la acción que se desarrolla porque le interesa que todo se haga según la justicia, el Dharma. 
Dharma es la conducta adecuada y digna en armonía con la luz natural, moral y religiosa. Es un actuar según la Voluntad divina. La Inteligencia que ordena el mundo. 
Los niveles metafísicos y éticos (en el ser humano) se encuentran en el Dharma.
Krishna no lucha directamente, ayuda como auriga, dirigiendo el carro de Arjuna, moviéndolo para que el guerrero esté en cada momento en el lugar dónde tiene que estar. A la vez lo adiestra sutilmente en el autoconocimiento.
En el canto (Gita) vemos la dirección recomendada en el oráculo de Delfos “Conócete a ti mismo”.
El desenmascarar las intenciones de nuestros actos es uno de los pasos en ese conocer que es auto-descubrir.
“Para acceder a la Divinidad , a lo Absoluto, es necesario haber comprendido, y por lo tanto haber trascendido todas las cosas”: Maister Eckhart”.
Habrá un largo camino en lo temporal del existir que prepara al ser humano a esta apertura indispensable, sin dudas, pero siempre intuida y evocada tras la noción de Dios.
El campo de batalla del humano existir sería la lucha por mantener la ley del Dharma y despertar al Discernimiento entre lo verdadero y lo falso.