jueves, 26 de mayo de 2016

POEMA por la Sra. Veronica Pomerane, Buenos Aires




POEMA por la Sra. Veronica Pomerane, Buenos Aires

'Cuánta delicadeza
no habida en mí
me recorre.
Se adueña abriendo el corazón.
Y mi ser recogido
ante la floración inesperada.
En fuente bautismal
fluye
el agua que riega
las sequedades donde no llegan Tus pisadas.
Drena Maná en un instante eterno.
La crucifixión de la carne
se salva.
Guarda la vela
en sí
el parpadeo
acaso eterno.
En aquel punto de luz
se condensa la fe
que mece Tu nombre.'