martes, 17 de mayo de 2016

Del libro El Eterno Compañero Brahmananda (3° edición), cap. V, pág. 131




"Los niños juegan al paso volante girando alrededor del pilar central, sabiendo que si ellos sueltan su argolla, se caerán y se lastimarán. Nosotros también debemos aferrarnos firmemente a Dios y saber que Él es el Pilar de la vida. Aférrate a Él y todo peligro desaparecerá. Cualquiera sea el sendero que sigas (la senda del discernimiento, de la devoción o de la acción inegoísta) alcanzarás a Dios. Tu vida en este mundo será bendecida y serás, al mismo tiempo, una bendición para la humanidad." Del libro El Eterno Compañero Brahmananda (3° edición), cap. V, pág. 131