martes, 19 de abril de 2016

(Swami Trigunatitananda: Sri Sarada Devi and Her Divine Play - Swami Chetanananda)




"El amor y la fe de Trigunatita por la Madre era fenomenal. Una vez Yogin-ma le pidió al swami que comprara algunos ajíes rojos para la Santa Madre. En su deseo de conseguir los pimientos mas picantes posibles el recorrió muchos mercados desde Baghbazar a Barabazar, una distancia de siete kilómetros .En todos fue probando los pimientos hasta que su lengua se puso roja e hinchada.Finalmente en Barabazar encontró los mas picantes y se los llevó a la Madre. Cuando la Santa Madre escuchó esto, dijo," Que devoción al guru !" Más tarde cuando Trigunatita estaba en America , él enviaba regularmente dinero a la Santa Madre para su servicio personal."
- (Swami Trigunatitananda: Sri Sarada Devi and Her Divine Play
- Swami Chetanananda)
- (Texto traducido por el Señor Julio España)