viernes, 25 de diciembre de 2015

(CONVERSACIONES DE SRI SARADA DEVI, Pág. 70)




Madre: Hija mía, has sido muy afortunada al haber nacido como ser humano. Ten intensa devoción a Dios. Uno debe hacer un gran esfuerzo. ¿Cómo puede uno lograr algo sin esfuerzo? Debes dedicar algún tiempo a la oración, aun en medio de tus muchas ocupaciones diarias. Cuando vivía en Dakshineswar, yo tenía mis días sumamente ocupados, sin embargo, yo me hacía tiempo para la oración y meditación. (CONVERSACIONES DE SRI SARADA DEVI, Pág. 70)