miércoles, 4 de noviembre de 2015

Original compartido por la Sra.Marta Silva: Texto de Swami Vijoyananda



 
Original compartido por la Sra.Marta Silva:
Algunos conceptos de la Conferencia del Rdo. Sw. Vijoyananda: "Prácticas de Yoga y Renunciación" del  3/6/1970 -
¨La mente es intranquila, turbulenta, difícil de controlar. Su dominio es difícil de lograr. Pero, por la práctica y la renunciación puede ser gobernada.
 Esa práctica debe ser diaria. Tratar por la mañana, antes de cualquier trabajo, de fijar la mente en su propio ideal. Por eso, levantarse unos minutos antes y también rogar a Dios, pedir Su gracia para lograr ese control. Si hacen ese esfuerzo, cuando haya cierto control,  encontrarán en todos los trabajos cierta clase de paz, de tranquilidad. Y si no, es el esfuerzo  para conectarse con la Divinidad que está en nosotros. Allí tenemos que conectar nuestra mente, pacificada, controlada. Por lo tanto vemos la eficacia de la práctica  diaria. Para eso la renunciación es necesaria.
Renunciación es tratar de no llenar la mente con nuevos deseos. Esa es la gran dificultad en el progreso de un futuro yogui.  Es necesario paulatino renunciamiento. Y  lo que se ha renunciado se ha renunciado para siempre.  Es renunciación a aquellos deseos, que, por discernimiento, uno encontró dañinos o malos en el camino del progreso espiritual, o simplemente, por no llevar una vida puramente animal.
Entonces, cuando lleguemos a sentir que somos humanos, arderá en nuestros corazones el anhelo de liberacion, o de pedir la gracia Divina de la santa salvación.¨