viernes, 10 de julio de 2015

Sra. Marta Silva: Una noche sin alojamiento






Marta Silva

Compartido públicamente.  -  10:48
 
                       Enseñanzas de Sri Ramakrishna
N° 518-
" ..Resígnate a Dios, haz entrega de todas las cosas a Él, y no habrá más perturbaciones para ti. Entonces, llegarás a saber que todo se hace por Su voluntad ".


                            Una noche sin alojamiento

Ocurrió en la vida de una famosa adepta zen. Se llamaba Rengetsu.... Estaba haciendo una peregrinación. Llegó a un pueblo al atardecer y se puso a pedir alojamiento para esa noche, pero los aldeanos le cerraban sus puertas. Estaban en contra del zen…
Era una noche fría; la mujer no tenía alojamiento y estaba hambrienta. Tuvo que pasar la noche al abrigo de un cerezo del campo. Como hacía tanto frío no podía dormir bien. Y el lugar era peligroso, lleno de animales salvajes. A medianoche el frío la despertó y vio, contra el cielo nocturno, las flores del cerezo totalmente abiertas, riendo a la brumosa luna. Sobrecogida por la belleza de la escena, se puso de pie e hizo una reverencia mirando hacia el pueblo, pronunciando estas palabras:
‘Gracias a tu bondad al negarme alojamiento me he encontrado debajo de las flores esta noche de luna brumosa’. Se sentía agradecida. Daba las gracias a quienes le habían negado alojamiento porque, si hubiera dormido bajo un techo, se habría perdido esta bendición: estas flores de cereza y estos susurros de la misteriosa luna, y el silencio de la noche, el absoluto silencio de la noche. No estaba enfadada, aceptaba la situación. Y no sólo la aceptaba y le daba la bienvenida; se sentía agradecida.
Uno se convierte en un buda en el momento en que acepta todo lo que la vida le trae con gratitud".


Foto de Hideyuki Katagiri en National Geographic. Muchas gracias.
Texto: adaptación  de Anécdotas Zen. En Alma Zen. Muchas gracias.