lunes, 13 de julio de 2015

Sra. Marta Silva: LAS CATARATAS DE LÜLIANG



Marta Silva

Compartido públicamente.  -  10:13
 
                    LAS CATARATAS DE LÜLIANG

Confucio estaba mirando la catarata de Lüliang. El agua cae desde una altura de unos 30 metros, y su espuma se extiende alrededor de 24 kilómetros.  Ninguna criatura podría sobrevivir en esas aguas.
Sin embargo vio cómo un anciano se metía en ellas. Pensando que quizás pretendía acabar con su vida, mandó a uno de sus discípulos que corriera para intentar salvarlo desde la orilla.
El anciano emergió a unos cincuenta pasos de distancia y, con los cabellos chorreando, se acercó alegremente a la orilla.
Confucio lo siguió, y  le dijo: 'Por un momento pensé, señor, que era usted un espíritu, pero ahora veo que es un hombre. Por favor, dígame: ¿hay algún sistema para manejarse así en el agua?'
'No', respondió el hombre, 'no tengo ningún sistema; salto con el remolino, salgo con la corriente.  Yo me acomodo al agua, no intento que el agua se acomode a mí.  Y de esta manera puedo manejarme en ella'.
                                                          *

Las cataratas de Lüliang ilustran lo que Swami Gñaneswarananda llama Ley de Oro de la Adecuación.: 'Para estar feliz, debe adecuarse a sí mismo a las demandas de tiempo, lugar y ambiente que lo rodea (la circunstancia, personas que los rodean,etc.)
El gran ejemplo de adecuación fue la Santa Madre que 'vivía esto cada día y esa fue la nota clave de toda su vida´. Ella explicaba que se esforzó siempre por vivir esta simple instrucción que Sri Ramakrishna le diera.
'Adecuación es un signo de fortaleza. Si queremos paz y vivir armoniosamente con los demás, ese poder de la adecuación debe ser establecido en nuestro carácter' .


Datos de "La Ley de Oro de la adecuación" Swami Gñaneswarananda.
Text en El blog de xiscocandas- Muchas gracias-
Ilustración: en trendingfeeds.com-Muchas gracias.